tienda

mn2012

hs

Colabora en la causa y benefíciate de los servicios de la Asociación.

telf 620100000 - info@projusticia.es v

 

Por obligación legal nos vemos obligados a hacerle perder el tiempo y solicitar su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK - ACEPTAR | Más información

Las feminazis no descansan en su afán de criminalizar a la mitad de la población en base a mentiras e ilegalidades.

Las leyes que pretenden reactivar incurren en las mismas canalladas de las demás leyes feminazis. Desde el carácter retroactivo hasta la conculcación de la presunción de inocencia pasando por la eliminación del principio de igualdad. Todas no hacen sino otorgar privilegios a una parte de la población a costa de eliminar derechos de la otra parte de la población.

La ley de igualdad de trato se quedó sin terminar de tramitar en la época de Zapatero al adelantar las elecciones.

La ley de libertad sexual quedó paralizada con la epidemia del COVID-19. No es sino una copia y una vuelta de tuerca de la ley de violencia de género. Tan disparatada es que ha provocado fuertes peleas entre las propias feminazis.

El resto de leyes no son sino más desvaríos feminazis con el objetivo de vivir a costa del resto de la población.

Tendrán su Nuremberg y su Spandau.

-o-o-o-o-

El Gobierno relanza sus leyes de igualdad de género y cambio climático en plena pandemia de la Covid-19

monteero

La ministra de Igualdad, Irene Montero, a su llegada, este lunes, al Congreso. POOL

TERESA GUERRERO - ROBERTO BENITO

Madrid - Martes, 19 mayo 2020

Teresa Ribera e Irene Montero defienden que sus proyectos son ahora incluso más necesarios que antes de la crisis

El Gobierno se dispone a relanzar su proyecto legislativo, que había quedado en suspenso con la crisis del coronavirus y al que ahora parece que se quiere dar un impulso. España sigue inmersa en la pandemia y varios miembros del Ejecutivo han manifestado que las prioridades políticas han cambiado, porque la principal tarea de la legislatura será afrontar las secuelas económicas y sociales de la Covid-19.

Pero hay determinadas áreas que están en la base misma de la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos y a las que no se va a renunciar. Este lunes quedaron claras dos de ellas: el cambio climático y la igualdad de género.

Este martes está previsto que el Consejo de Ministros dé luz verde al proyecto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y lo remita a las Cortes para que inicie su andadura parlamentaria. Se trata del primer texto legal que recogerá en España la necesidad de emprender políticas públicas para adaptarse al cambio climático y determinará que el país deberá alcanzar una serie de objetivos hasta 2050.
El principal será la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). La ley contemplará toda una serie de medidas de impacto en la economía y la sociedad. Entre ellas, el ahorro de energía y que ésta proceda en su mayor parte de fuentes renovables, la renovación del parque de turismos para que en 2040 todos los que se vendan sean ya de cero emisiones de CO2, y la implantación de zonas de bajas emisiones en todos los municipios de más de 50.000 habitantes antes de 2023, incluyendo medidas para facilitar los desplazamientos a pie o en bicicleta y el uso de transporte público, entre otras.

A esta ley, la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, sumó este lunes en una comparecencia en el Senado una Estrategia de Economía Circular y una Ley de Residuos, que deben aprobarse en las siguientes semanas, según detalló.

MONTERO EVITA LA AUTOCRÍTICA POR EL 8-M

De forma paralela, la ministra de Igualdad, Irene Montero, anunció este lunes en el Congreso que su departamento también tiene pensado desarrollar en las siguientes semanas el ambicioso plan legislativo con el que inició la legislatura.

Montero no dio detalles, pero sí dejó claro que las políticas de igualdad de género son para el Gobierno todavía más prioritarias con la crisis del coronavirus que antes, porque, según explicó, sus consecuencias afectarán más a las mujeres.

El plan de Igualdad previo a la crisis contemplaba seis leyes nuevas, dos planes estatales y un programa. La primera fue la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, que ya fue presentada en vísperas del 8-M. A ella le deben seguir la Ley contra la Trata, la Ley para la Igualdad Social, la Ley Trans, la Ley para la Igualdad de Trato y No Discriminación, la Ley de Tiempo, el Plan Estratégico de Igualdad, el Plan de Sensibilización de Prevención de las Violencias Machistas y el Programa de Fomento de Vocaciones Científico-Técnicas entre Niñas y Jóvenes.

Del 8-M, Montero no hizo autocrítica por haberse impulsado desde el Gobierno, y en particular desde su ministerio y por ella misma, a pesar de que se celebraba cuando la epidemia de coronavirus ya empezaba a ofrecer datos preocupantes.

Así se lo pidieron varios partidos de la oposición. La diputada del PP, Beatriz Fanjul, le reprochó por ejemplo que "alentara" a acudir a las manifestaciones del Día de la Mujer en lugar de "haber pedido a las mujeres que se quedaran en casa confinadas en vez de salir a las calles".

Tanto Montero como Ribera defendieron que los planteamientos de sus ministerios son pertinentes y no chocan de ninguna manera con la crisis actual, sino al contrario. Ribera dijo que la legislación de cambio climático mitigará el desempleo y Montero que el enfoque feminista será imprescindible para salir de la crisis.

https://www.elmundo.es/espana/2020/05/19/5ec2eaa3fdddffe03e8b45af.html

 

 

 

 

 

servicios

 

SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook , Twitter , Instagram, Youtube y Gab

 

cajaTIENDA PROJUSTICIA